Buscar

Científicos suecos logran recuperar el 100% de los metales de las baterías de los coches eléctricos


Coche eléctrico cargando batería con el enchufe.

Un equipo del instituto de investigación de metales sueco SWERIM ha conseguido recuperar en laboratorio para su reciclaje casi el 100% de los metales de las baterías de los coches eléctricos sin apenas obtener escoria resultante. Además de que no requiere una adaptación tecnológica. Es decir, con una infraestructura industrial existente.


El proceso consiste en fundir los metales, los cuales se oxidan y aplicarles posteriormente una reducción a 1550º en un horno de Argón. Este proceso logra recuperar casi el 100% del Co, Ni y Mn de manera sólida y el Li restante en la chimenea, dado que intenta escapar como gas.

Aunque los propios científicos insisten en que son pruebas de laboratorio y que se debe testear a nivel industrial, es un gran avance a nivel medio ambiental, puesto que la adquisición de tierras raras es muy costosa y contaminante.


Mina a cielo abierto en mitad del campo. Impacto y contaminación visual resultante.

Las minas de extracción de tierras raras están muy habitualmente en lugares con pocos recursos como África o Asia y se utilizan medios poco seguros para con el medio ambiente y las personas. La minería a cielo abierto, que es muy habitual en estas zonas por ser más barata, permite que el polvo salga al exterior y cause gran contaminación en las zonas aledañas.


Foto aérea de río con contaminantes desembocando en el mar. Se aprecian colores amarillentos de metales tóxicos.
Contaminantes llegando al mar

Además, en los momentos de extracción es necesaria mucha agua, que acaba incorporando metales pesados, a menudo radiactivos (como uranio y torio) a los ríos afectando a todas las poblaciones y ecosistemas de la zona, incapacitando cultivos y llegando al mar.


Es por esto, que si se reduce considerablemente la extracción de estos materiales debido a su reciclaje y uso de otros sistemas para las baterías, se dará un paso de gigante en cuanto a la disminución de la contaminación visual, de suelos, aguas y radiactiva.


Tu contribución para con el medio ambiente en este sentido pasa por promover la adquisición de productos no perecederos o que promuevan la búsqueda de ellos. Es decir, se apoya más comprando un coche eléctrico o mejor, de hidrógeno, que uno de gasolina. O cambiando la energía eléctrica de tu hogar a una que certifique un uso de energía 100% renovable.

16 visualizaciones0 comentarios